Este proyecto comienza hace más de 30 años, elaborando de una forma muy artesanal y romántica vino de Málaga, con nuestra viña de Pedro Ximénez y Moscatel, disfrutando de un vino auténtico entre familiares y amigos. Con el paso de los años y nuestra experiencia hemos profesionalizado la bodega, creando una colección actual que se define en cinco categorías de productos: vino tranquilo seco, vino tranquilo naturalmente dulce, vino tranquilo espumoso, bebida aromatizada dulce y bebida fermentada dulcemente. Un proyecto atrevido, lleno de color y alegría, que se abre camino con sus aromas elegantes y el sabor tan singular